Embajador Justin Harman, Doctor Honoris Causa de la Universidad del Salvador, Argentina.

Harman2
El jueves 22 de febrero se llevó a cabo, en el Rectorado, el acto de entrega del Diploma que distingue como Doctor Honoris Causa de esta Universidad al Embajador Justin Harman.  Presidió el acto el Señor Rector de la Universidad del Salvador, Dr. Juan Alejandro Tobías. Se hallaban presentes también miembros del Consejo Superior de la Universidad, y del cuerpo diplomático de la Embajada de Irlanda en Argentina, además de su señora esposa, Carmen Casey, e invitados especiales de la comunidad irlandesa.
Estola2El acto académico comenzó con el Himno Nacional Argentino y el himno de la República de Irlanda, seguidos por la lectura del currículum vitae del doctorando por parte de la Directora de la Escuela de Lenguas Modernas, doctora Paula Ortiz. A continuación, el Embajador Harman pronunció su conferencia doctoral.
Para formalizar el acto, se dio lectura a la resolución rectoral que lo designa doctor honoris causa y el flamante doctor recibió el diploma, estola y medalla de manos del Señor Rector, quien también le dedicó unas palabras.
Laudatio
S.E. Justin Harman, nacido en Irlanda el 1 de diciembre de 1952, es licenciado en Filosofía y Letras por University College Dublin.
Comenzó su carrera diplomática en el año 1974, como Tercer Secretario en el Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Irlanda. A partir de entonces, tuvo una destacada trayectoria en las misiones diplomáticas en las que le tocó representar a su país.  En 1993, fue  nombrado embajador y jefe de delegación ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), con sede en Viena. También se desempeñó como embajador y representante permanente en el Consejo Europeo (Estrasburgo), por el período 1998-2003. Sus últimos destinos diplomáticos fueron como Embajador de Irlanda en Rusia (junto con Belarús, Kazakhstan, Kyrgyzstan, Tajikistan, Uzbekistan, y Turkmenistan), por el período 2003-2009; y en España, Andorra y Túnez (2009-2014). Culminó su carrera diplomática como Embajador de Irlanda en la Argentina (2014-2017), teniendo bajo su órbita también a Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay. Su interés por promover los estudios y cultura de su país natal ha estado presente en cada una de sus misiones diplomáticas.
En cuanto al vínculo con nuestro país, en noviembre de 1975, Justin Harman fue nombrado Tercer Secretario en la Embajada de Irlanda en la Argentina, siendo esta su primera misión diplomática fuera de su país. A su llegada a Buenos Aires, encontró una Argentina convulsionada en la etapa final del gobierno de María Estela Martínez de Perón. Fue testigo del golpe de estado de marzo de 1976, y jugó un papel decisivo en la liberación del entonces sacerdote Patrick Rice, también de origen irlandés, quien fuera detenido ilegalmente por las fuerzas de seguridad en octubre de 1976 y sometido a tortura física y psicológica. Gracias a los oficios del entonces Tercer Secretario de la Embajada, Justin Harman, quien hizo público el estado de Rice en medios internacionales, se logró que el sacerdote fuera trasladado desde el centro de detención clandestino a la Superintendencia de la Policía Federal, autorizándose las visitas por parte del personal de la Embajada. Desde ese momento, Harman visitó con frecuencia casi diaria a Patrick Rice, hasta su liberación definitiva en diciembre de 1976.
En palabras del propio Embajador Harman con relación a este período de su carrera y a su compromiso con los derechos humanos, “Debido en parte a mi relación con América Latina, y teniendo en cuenta mis conocimientos del idioma, en noviembre de 1975 fui destinado a la Embajada en Buenos Aires. Por diversos motivos, yo era el único diplomático en la Embajada durante el periodo en el que tuvo lugar el golpe de estado en marzo de 1976, que fue seguido de una campaña organizada por los militares que produjo enormes abusos de los derechos humanos. Debido a la censura, era difícil obtener información. Según se fue haciendo patente el número de desapariciones y abusos, la cooperación entre las Embajadas de la EC en Buenos Aires se intensificó. La solidaridad sobre el terreno proporcionó la base para ejercer una intensa presión política sobre el régimen militar, a nivel del Consejo de Ministros. Esta experiencia demostró que Europa, en base a un sistema común de valores, era capaz de ejercer una enérgica presión en defensa de los derechos humanos”.
A partir de su designación como Embajador de Irlanda en la Argentina en septiembre de 2014, Justin Harman ha desempeñado un papel preponderante en el fortalecimiento de acciones que contribuyan a consolidar los estudios irlandeses en nuestro país. En este sentido, y en continuidad con el apoyo que la Embajada venía brindando al programa de estudios irlandeses desarrollado por la Escuela de Lenguas Modernas de la USAL bajo la guía del Dr. Juan José Delaney, el Embajador Harman consolidó dicho vínculo mediante la propuesta que le hiciera llegar al Sr. Rector Juan A. Tobías para la creación de una Cátedra Extracurricular de Estudios Irlandeses. De esta manera, se brindaría mayor visibilidad, difusión, y entidad institucional al programa que ya se desarrollaba y que había recibido el aval del Presidente de Irlanda, Michael D. Higgins en 2012.
En su carta al Sr. Rector del 30 de abril de 2015, el Embajador Harman manifestaba:  “El interés sobre estudios irlandeses que se pone de manifiesto a través del  Programa de Estudios Irlandeses de la Escuela de Lenguas Modernas de la Universidad del Salvador tiene su origen, indudablemente,  en el contexto histórico que se remonta al siglo XVI, cuando a través de España llegaron a América del Sur los primeros irlandeses, en un proceso que se acrecentó notablemente durante la segunda mitad del siglo XIX debido a razones económicas, políticas y religiosas que dieron lugar a la denominada “Diáspora Irlandesa”. La Argentina fue el único país de habla no inglesa al que se dirigieron muchos de aquellos hombres y mujeres. Tal fue el inicio de una comunidad argentino-irlandesa, que hoy sumaría cerca de quinientas mil almas ya integradas a la realidad argentina, pero cuya fuerte identidad les impide olvidar la tierra y las costumbres de sus ancestros.
Tales antecedentes -más la condición católica de vuestra Universidad, cuya Orden fundadora contó con más de un hijo de la Verde Erín (entre ellos el prestigioso historiador jesuita P. Guillermo Furlong), el renacer de la cultura celta en el mundo occidental y la vocación de la Universidad del Salvador por promover acciones que enriquezcan la mente y promuevan la virtud-, justifican estudiar y difundir la cultura originaria de una comunidad que, respondiendo a un momento muy especial del país, contribuyó a hacer de la Argentina una Nación de Naciones.
Si bien esta vocación por parte de la Universidad del Salvador se ha visto plasmada en acciones concretas a lo largo del tiempo, en los últimos años se ha intensificado, en especial, a partir de la visita del Presidente Michael D. Higgins a la Argentina en octubre de 2012. Desde entonces, cada año se han llevado a cabo distintas actividades en su Casa de Estudios que han suscitado el interés de alumnos, graduados, académicos y miembros de la comunidad argentino-irlandesa”.
El Gobierno de Irlanda y esta Embajada en Argentina han seguido con gran interés dichas actividades, brindando su auspicio y colaboración. Es por ello que, por todo lo antedicho y en aras de una mayor consolidación de los vínculos con el ámbito académico, me permito proponerle la creación de una Cátedra de Estudios Irlandeses en la Universidad del Salvador que, desde su Escuela de Lenguas Modernas, pueda erigirse en foco de difusión de la cultura irlandesa, en sus manifestaciones lingüísticas, literarias e históricas, y en las de los inmigrantes irlandeses en la Argentina y sus descendientes. Se propiciaría asimismo una mayor interacción con otras instituciones universitarias, tanto de Irlanda como de otros países, que cuentan con cátedras relativas a estudios irlandeses”.
La propuesta fue recibida de buen grado por el Sr. Rector, con la consecuente creación de la Cátedra Extracurricular de Estudios Irlandeses mediante la Resolución Rectoral Nº 411/15, del 27 de julio de ese mismo año. A partir de ese momento, y como miembro de la Comisión Académica Permanente junto con el Sr. Rector, el Embajador Harman ha auspiciado las actividades desarrolladas por la Cátedra, incluyendo el apoyo a la publicación del libro del Profesor Dermot Keogh: La independencia de Irlanda. La conexión argentina, editado por nuestra Universidad. Es de especial relevancia el trabajo llevado a cabo por la Embajada de Irlanda bajo su gestión con respecto a la celebración del aniversario compartido del bicentenario de la Declaración de la Independencia Argentina y del centenario de Alzamiento de Pascua de Dublín, en 1916. Para conmemorar ambos acontecimientos, se llevó a cabo en la USAL el I Simposio de Estudios Irlandeses “Los irlandeses en Latinoamérica”, con la colaboración y el auspicio de la Embajada, que contribuyó a que nuestra institución establezca y consolide sólidos vínculos con otras instituciones universitarias del país y del exterior que cuentan con estudios irlandeses, tales como la Universidad de Notre Dame, en Estados Unidos de América; la Universidad de Cork, en Irlanda; la Universidad de San Pablo, en Brasil; y las Universidades Nacionales de La Pampa, Córdoba y La Plata, en Argentina.
Como culminación de la interacción entre la Embajada y la red de Universidades que trabajan estas temáticas, y de miembros de la comunidad irlandesa o estudiosos interesados en la cuestión, el Embajador Harman ha resultado instrumental a la creación de la Asociación de Estudios Irlandeses del Sur (AEIS), el 27 de octubre de 2017, que se propone el estudio y difusión de Irlanda, su cultura, su lengua, su literatura, su arte, su historia y su sociedad, entre otros aspectos, en particular con relación a la diáspora en la región sur de América. Asimismo, esta asociación aspira a profundizar los estudios sobre la vida de los irlandeses en la región, de sus descendientes y de las comunidades que fundaron, así como de los aportes que éstos hicieron a las sociedades de los países del cono sur, para así contribuir a la preservación de su identidad.
Por lo antedicho se lo propuso desde la Escuela de Lenguas Modernas para otorgarle el máximo grado académico de esta universidad.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s